BIENVENIDO!!!

GRACIAS POR VISITAR MI RINCONSITO,DONDE QUIERO
COMPARTIR CON TODOS
, MIS IDEAS ,PRACTICAS Y TEORÍAS, SOBRE CRIANZA DE LOS NIÑOS, SU DESARROLLO Y EDUCACIÓN.
TAMBIÉN COMPARTIR NUESTROS INTERESES, MANUALIDADES, MIS LABORES Y AFICCIONES.
SE LO DEDICO A MI PRECIOSA NIÑA NADIA,
PORQUE TODA INFORMACIÓN DE ESTE BLOG,ESTA RELACIONADA CON ELLA Y PARA ELLA.



ANTES DE QUE HUBIERA LOS PAÑALES.

¿Has pensado alguna vez sobre cómo se enseñaba a ir al baño a los bebés antes de que hubiera pañales?
Hay una creciente cantidad de madres que siguen un sistema tradicional mediante el cual son sus bebés quienes indican cuándo quieren usar el inodoro o orinal, un sistema que madres de todo el mundo han estado utilizando durante muchos siglos. Los bebés son más inteligentes de lo que pensamos! El gran error que la gente comete es suponer que un bebé recién nacido es inconsciente de sus necesidades fisiológicas.
Suponemos que un bebé es incapaz de aprender a ir al baño porque son pequeños y no coordinan bien, y también porque no saben andar o hablar. Un bebé está indefenso ante tantas cosas que es difícil para los adultos de una sociedad occidental imaginar que un ser tan pequeño pueda saber de orinar o defecar. Es incluso más difícil para nosotros creer que un bebé tiene cierto control sobre ello. Con estas ideas preconcebidas y estrechas, animamos y enseñamos a nuestros bebés a ignorar los pañales mojados o sucios.
En poco tiempo, les enseñamos a usar los pañales como un inodoro. Un bebé normal y con buena salud es totalmente consciente de las funciones fisiológicas de eliminación de su cuerpo y puede aprender a responder a ellas desde muy pequeño. Utilizando pañales, le condicionamos y, entonces, le enseñamos a ir en ellos.
Más adelante deberá desaprenderlo, y esto puede confundirle y ser la causa de una experiencia muy desagradable. Un bebé hace todo lo que puede para comunicar esta conciencia de lo que le ocurre, pero, si no escuchamos, dejará de hacerlo y gradualmente perderá la conexión con sus funciones fisiológicas. Se le condiciona a no preocuparse y a aprender que queremos que use el pañal como inodoro.
El método del control temprano de los esfínteres no solamente se desconoce en los países occidentales, sino que además muchos lo consideran inadecuado. Con algunas excepciones, el control de los esfínteres se toma, por definición, como un inconveniente, sin importar como se lleve a cabo. Si se espera a que el niño decida por sí mismo cuándo está preparado para controlar sus esfínteres (a los 2, 3, 4 años o incluso mayor), estará ligado durante todo este tiempo a usar pañal, con el consiguiente gasto económico, ecológico y de tiempo empleado.

No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails
Related Posts with Thumbnails
¾
Plantilla creada por laeulalia basada en la minima de blogger.